fish silver

domingo, 19 de agosto de 2012

Un Iluso Más

[google12a9c1c706d7eac4.html] .


                                     Un Iluso Más


Simples hombres que un día caminaron sobre el mundo
disfrutaron de la libertad, sin límites y fronteras
solo amaban la vida, formaban comunidades y se asentaron en todos los rincones del planeta.

Ardía en sus corazones la energía y el impulso de
la aventura,solo cazaba por hambre y tomaba lo que necesitaba de la naturaleza, sin codicias , ni
egoísmos, púso Dios en sus manos la fácil vida y
se quedó mirando , como evolucionaba poco a poco.

Luego de muchas generaciones , habíamos cambiado
no nos conformábamos con comer y beber,algo
nos volvió desconfiados y nació el miedo .

Miedo a perder lo poco que tenían , sus cocechas
sus pieles, sus mujeres , o simplemente , porque alguien pensó que los vecinos tenían mejores pastos
para el ganado o que estaban más cerca de un río.

La cuestión era que tomarían como séa de ésos beneficios , así serían más felices y estarían más cómodos y tranquilos . Pero no fue así , poco tiempo después de conquistar a sus vecinos , decidieron ampliar sus territorios y conquistar más allá de lo que daban sus ojos .
El resto ya lo conocemos , no es necesario ver a que
nos ha llevado ésa idea.
Hoy el mundo , ése paraíso renovable y generoso, se
ha convertido en un infierno descarnado y egoísta
los que aún sienten miedo , siguen acaparando todo lo que pueden y ya no importa nada , ni como , ni de que forma lo logren; solo hay que tomar todo lo posible, antes de que se acabe.                                                        
                                        Pag. 1


Todo esto aún hoy es posible cambiarlo y aún hoy es posible, porque el mundo sigue dando y generando riquezas.

¿ Y nosotros?¿ Cuando empezaremos a ser generosos con nuestros iguales ? ¿ Porque los responsables de dirigir y distribuir riquezas , no dan ejemplo de generosidad ?
¿Cuando será suficiente para ellos ?
No veo arrepentimientos , no precibo el menor deseo real y verdadero de compartír , de dar , de entrega amorosa , ni siquiera alcanza todos lo que millones de personas que salen a las calles a pedir clemencia, misericordia, equidad,justicia y paz.

Harto Dios, de vernos pelear entre nosotros , de ver egoísmos absurdos y de discriminarnos unos a otros.
Demasiadas cosas nos alejan día a día de nuestros hermanos. Me temo que el cambio vendrá , y no será agradable , alguien deberá pagar el precio del Desamor , el precio será alto seguramente ; lo que más me duele es ver cada instante lo mucho que perdemos , en tiempo valioso , en oportunidades , que ciegos conducen al abismo más oscuro y profundo de toda la humanidad y allí caerémos todos.

No temo a lo que venga , ni siquiera a la muerte , porque sé que Dios con todo su Amor es el que dirige todo y séa como séa , todo terminará bién.
Lo que pido y suplíco a tí que eres mi hermano, a tí que controlas o diriges los pueblos del mundo , a todos los que van ciegos de codicia y ambición desmedida. Despierten , y rectifíquen su camino , antes de que sea tarde ; no es necesario atravesar el desierto , no es necesario hacer más sacrificios inútiles,ni muertes absurdas de inocentes.
Despierten y miren a su alrededor , toda la abundancia que exíste ;¿ Acaso no pueden pararse un momento y "Ver"?

Si Dios nos dió un mundo tan abundante,¿ Porque insísten hasta el hartázgo con el egoísmo y la codicia ?.

                                          Pag. 2


En el momento en que se decidan a hacerlo , toda la sociedad cambiará instantáneamente para bién; todos podremos relajarnos al fin y disfrutar de todos los recursos que hay de sobra , todos los rincones del mundo ,serán benditos y todos tendremos al fin la Paz tan soñada que imaginamos .

¿ Iluso? Si , soy iluso , pero también exísto y convívo con vosotros; también tengo conciencia y vivo en el mismo planeta , no soy estúpido , ni soy un error de la naturaleza, soy un hombre común. La diferencia que exíste ,es que me preocupa y me entristece mucho ,me hace sufrir por todo lo que veo; por toda la injusticia que hemos creado , por todo lo que nos estamos perdiendo, por toda la felicidad que sé que exíste en nuestro corazón , cuando somos sinceros y nos abrímos al Amor divino, cuando nos permitímos creér que otro mundo es posible.
No hay más que ver nuestro mundo , nuestra naturaleza y nuestras ansias de libertad; nos pide a gritos que ya está bién , que ya no más de egoísmos ni miserias humanas, ya no más. Hagamos economía de vida y ahorrémonos tanto desgaste inútil,tantos esfuerzos vanos.

He sido uno de los pocos afortunados en vivenciar en esta vida, el Amor verdadero de Dios , he sido conciente del todo , he podido sentír estando despierto de lo que dentro del Amor se puede ver y ser.

Comprendo que muchos piensen que soy iluso, éso no importa en realidad, no importa la crítica , ¿que más da?
De muchos ilusos , locos e inocentes personajes anteriores que han existído se habrá pensado lo mísmo; sin embargo , gracias a ellos mucho se ha salvado , gracias a su ilusión y sus sueños , el mundo fue mejorando y creciendo en sentidos. Todo lo que el hombre daba por hecho, ha sido trastocado profundamente , gracias a ellos dominamos el aire , el agua , el sol y casi todo lo podemos utilizar en nuestro beneficio.
Si no hubiése sido por los locos soñadores o por los tontos e ilusos, que creyeron en algo mejor , en que siempre se puede ser mejores personas.
                                         Pag. 3




Resulta que los inteligentes y coherentes hombres que conducen el mundo y lo dirigen , ¿son los que están hoy al mando?
Algo esta mal y no parece que séa por los ilusos , locos o soñadores , creo más bién que és por los más tontos , menos inteligentes , egoístas y miedosos hombres; que gracias a "Ellos" El mundo de hoy es un completo caos.


                                              23 Junio 2012                            Autor : Julio Perdriel























                                                                                                                






                                                                                                                        Pag. 4