fish silver

jueves, 20 de julio de 2017

La rosa azul

La rosa azul


Confesiones de un moje loco

Una vez hace mucho, mucho tiempo, perdido en el viento de los  tiempos...
La rosa azul

Confesiones de un moje loco

Una vez hace mucho, mucho tiempo, perdido en el viento de los  tiempos...
 El  hombre caminaba entre las rosas  blancas , sin que ellas lo hirieran ; de pronto descubrió una flor que era extraña a su jardín , una que no había visto nunca  hasta la noche anterior , pero  al despertar  por la mañana  allí estaba ,  destacando de todas las demás con un color azul intenso y fresco ; una rosa índigo  .
¿Cómo es posible que no la hubiese visto antes? ¿Cómo es posible que de la noche a la mañana haya aparecido en mi jardín? Se preguntaba el monje loco.
Corrió hasta la ermita feliz e ilusionado, subió las escaleras y entro en el antro de rezos de los monjes que en esos momentos estaban orando en silencio.
Al empujar las pesadas puertas, que se abrieron de par en par  y...Se detuvo en seco; los monjes sorprendidos voltearon al mismo tiempo para ver quien osaba hacer esto y  la  irrupción  de tal forma.
Comenzaron a murmurar entre ellos; uno de ellos se levantó de su pedestal y se le acercó hasta rozar pecho con pecho y al oído le pregunto
¿Qué os ocurre querido monje, porque irrumpes nuestras oraciones de esta forma?
¿Acaso no podíais esperar a que finalicemos y luego contarnos lo que ocurre?
¿Qué es tan urgente como para haberlo hecho?
El monje separando a su compañero y mirando hacia el resto hablo en voz alta y clara:

Queridos hermanos, acabo de ver experimentarse un milagro y pido disculpas por  mi impetuosa entrada;
Pero es que esto no puede esperar;  en mi jardín ha brotado de la nada una flor nueva y...

De pronto; Interrumpe uno de ellos…
Perdona hermano Felipe. Pero no creo que ese sea un motivo de tal exaltación como para que justifique vuestra entrada de esta forma a nuestro santuario…

Pido disculpas hermanos a ti hermano Gratia y al  el  resto , pero de verdad  debéis creerme que este es un hecho sorprendente , sagrado  y mágico , es por eso que tuve que venir corriendo y entrar  de esta manera ; si me permitís os invito a todos a acompañarme hasta abajo y salgamos al jardín a contemplar esta hermosura de flor .

El  abad hablo y dijo : Queridos hermanos , por esta especial situación y viendo que nuestro querido hermano Felipe , dice haber visto un milagro en su jardín , merece nuestros respetos y nuestro apoyo , para acompañarlo y  así poder contemplar con nuestros propios ojos , este supuesto milagro ocurrido . Así que os invito a todos a ir bajando detrás de él hasta el jardín.

El patio central  rodeado de columnas blancas y redondas, daba  un marco adecuado al  jardín del centro donde las flores crecían, con pequeños pasillos entre los canteros formando círculos y óvalos a los lados.
 Felipe se adelantó hasta las flores de rosas.

Poso la flor entre sus dedos acariciándola con cuidado y mirando a sus compañeros pregunto
¿Y? ¿Qué decís ahora, no es un milagro ?...
Los rostros de los mojes no eran los esperados; cada uno se volvió de espaldas y regresaron al claustro sin decir una palabra.
Felipe; Se quedó mirando incrédulo como desaparecían todos en silencio.
Volvió a mirar su rosa  Azul; pero en ese mismo momento iba trasformando del blanco hasta un azul brillante.
Felipe comprendió de pronto, que la flor solo sería de color azul ante sus ojos y de nadie más.
El rumor corría por los pasillos y cada vez que Felipe se cruzaba con alguno, éstos le quitaban la mirada y hacían como si no existiera.
 Felipe se sentía abatido y desilusionado ante tanta incomprensión y descrédito; sin embargo cada día se pasaba horas observando su rosa  Azul  brillante, destacando entre las otras.
Resignándose a su milagro privado, se acostumbró a verla siempre, cada día más grande y más fuerte; en vez las otras parecían apagarse lentamente y poco a poco comenzaron a morir.
Debo hacer algo urgente [Pensó]...
Estaba tan absorbido por la belleza de  mi  rosa  azul que he descuidado el  resto de rosas hermosas y blancas, que la rodean.
Ala mañana siguiente ; se puso  a  reparar los tallos y quitar las hojas muertas , se descubrió hablándoles y pidiéndoles que no murieran , que siguieran vivas y adornando su jardín ; las flores como si de pronto  lo  hubieran escuchado , comenzaron a resurgir de sus mustia existencia y poco a poco todas , recobraron su salud y su belleza .
La rosa azul, que solo él podía ver y que parecía burlarse del resto, se hizo pequeña y comenzó a marchitarse sola.
Felipe hablo con ella y le preguntó ¿Porque solo yo puedo ver tu hermoso color azul?
 Me has hecho quedar como un loco frente a todos mis hermanos; ahora mi fama no tiene remedio.
La flor respondió: Felipe… Si aquí, soy yo un espíritu de amor puro que siembra flores blancas y lo que hice fue para que vieras que no es la belleza de mi color ni tampoco el ser única hace que tú me poseas y seas especial también.
Lo hice para que aprendieras a valorarnos a todas, haciéndome  aparecer diferente solo ante tus ojos y que sepas que todo ser vivo existe por una razón única, la de ser valorada por Dios, al observarme obsesionado ha hecho que por poco mueran todas las demás flores, pero gracias a que reaccionaste eso no llego a ocurrir.
 Luego ocurrió al contrario, por intentar salvarlas a todas me dejaste de cuidar y yo estoy muriendo sin remedio.
 Es una ley divina, nacer existir y morir, como todos ustedes, cambiaremos de forma y de estado, pasaremos a ser otro tipo de rosas y así perpetuarnos en el tiempo; en vez los humanos desaparecen hasta convertirse en polvo para renacer en otra existencia en otras formas de vida, y recién entonces comprenderán que no importan las formas, que la belleza física es solo efímera y pasajera y que solo quedará tu recuerdo y tus actos de amor ofrecidos, como el amor en tu trabajo realizado.

El amor persistirá por siempre como una fragancia de rosas eternamente flotando y perfumándolo todo, pero especialmente los corazones humanos, porque ustedes son y serán por siempre nuestra razón de existir, vivir para haceros felices y disfrutar  por un tiempo de nuestras formas y colores.
Ustedes como humanos deben transformarse a sí mismos y ofrecer sus mejores obras, incluso cambiar de color, mimetizarse con vuestros hermanos para poder dejarles algo profundo y bello, todos somos necesarios, y todos tenemos una razón de ser, todos. JP.
14 Noviembre 2014